Matias Sellanes, “El Cocoa”, es un pibe de mi barrio que desde que lo conozco labura. Es delivery. Quienes han cumplido ese rol saben lo sacrificado que es. Las propinas de algunos generosos no cubren ni la tercera parte del sacrificio diario.

Chuparse el frío cortante de las noches de julio, parar con el pecho la lluvia de invierno, insolarse  con los soles de enero que caen a plomo sobre la cabeza, quedarse sin frenos y terminar en una cuneta, o hacer malabares para que los pozos de las calles no muevan en el canastillo porque la muza se desparrama y, aun así, tener que aguantar cientos de puteadas porque, al ser la cara visible del negocio, se le quejan a él por las llegadas tarde o porque se enfrió “el pedido”. Pese a eso, al Cocoa, afuera del laburo, siempre se lo ve con una sonrisa. Nunca nadie de los que compartió algún momento con él sintió mala onda de su parte. Moneda que gana va para la olla de su casa.

Pero, ¿por qué escribo hoy sobre este pibe? Simple, porque hoy le pasó lo que a muchos en San José de Mayo, mi pueblo en Uruguay: le afanaron la moto.

Seguramente algunos de los que leen esto pensarán que estoy magnificando el tema, yo estoy convencido que no.

Para él la moto es su herramienta de trabajo, su vía para ganarse la vida de manera digna. Para su joven edad a “el Mati” le podría resultar mucho más fácil ser “uno más” de esos que no pasan de ser parásitos de la sociedad, pero no, él decidió estar de este lado, del de “los buenos”, bancándose el frío, el calor y los horarios extensos para poder comprar el pan sin ningun cargo de consciencia.

Seguramente él, como otros, en este momento se deben estar preguntando: “¿de qué sirve ser bueno? Si al final lo que terminamos siendo es giles.” Se frustran. Se les llenan los ojos de lágrimas por la bronca y la impotencia. Pero por suerte, al final, siempre optan agarrar otra motito y salir a pelearla, con una sonrisa contagiosa que nos hace ver que guerrearla en la diaria, vale la pena.

Los que se llevaron la moto, de esos no hay nada más que decir. Ojalá, por esas barandas del billar de la vida les llegue este texto, a ver si después de saber lo que hicieron su consciencia les da fuerza para dar la patada de arranque y seguir de largo en esa vida miserable que hoy llevan, o, por fin, deciden apretar el freno y estacionar en la parada del arrepentimiento, para desde ahí sí empezar a caminar derechos por la vida.

Cocoa

 

Compartir

Escrito por

semecanta

César Reyes nació en San José de Mayo, Uruguay, el 16 de noviembre de 1982. Es redactor creativo, periodista y locutor. Lo que más le gusta es contar las historias que diariamente vive y leer las de otros que como él, escriben lo que se les canta. “En mi vida como lector he tenido la suerte de encontrarme con grandes escritores de todos los palos. Me encontré con Wenceslao Varela, con Horacio Quiroga, Mario Benedetti, Eduardo Galeano, Alejandro Dolina, Eduardo Sacheri, Hernán Casciari, en entre otros. En definitiva, leyendo me encontré con muchos grandes, pero un día escribiendo me encontré conmigo, y ahí nace esta historia del blog propio, en el que, como siempre, escribo lo que "se me canta".

4 Comments

  1. Miguel Pintos

    23 agosto 2016, 3:33 pm

    Usted señor Reyes además de ser un excelente escritor, es de mi humilde barrio, gracias por tantas cosas lindas que de el rescata.

  2. Lulycalo@icloud.com

    23 agosto 2016, 8:21 pm

    Hola, podríamos hacer una colecta con una cuenta en abitab para que pueda comprar una moto no? Yo creo que todos pondrían algo, por más mínimo que sea. Saludos

    • Hola Luly. Se está haciendo una movida solidaria en “Don Balón”, se solicita una colaboración de $100 para los que puedan y quiera dar una mano. Queda en Manuel D. Rodríguez entre Espínola y Artigas y las donaciones se reciben de 18 a 24 hrs. Saludos y gracias por leer semecanta.com

Deja un comentario

Your email address will not be published.Required

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Quizá tambien te interese leer

About Me

semecanta

César Reyes nació en San José de Mayo, Uruguay, el 16 de noviembre de 1982. Es redactor creativo, periodista y locutor. Lo que más le gusta es contar las historias que diariamente vive y leer las de otros que como él, escriben lo que se les canta. “En mi vida como lector he tenido la suerte de encontrarme con grandes escritores de todos los palos. Me encontré con Wenceslao Varela, con Horacio Quiroga, Mario Benedetti, Eduardo Galeano, Alejandro Dolina, Eduardo Sacheri, Hernán Casciari, en entre otros. En definitiva, leyendo me encontré con muchos grandes, pero un día escribiendo me encontré conmigo, y ahí nace esta historia del blog propio, en el que, como siempre, escribo lo que "se me canta".

Subscribete a semecanta