En semecanta.com no hay un mango, hay mucho más que eso: buena onda. Términos como “pagar”, “cobrar”, “comprar”, “vender”, nos son ajenos. Eso es lo que más nos gusta. No obstante, desde siempre, hemos pensado cómo retribuir el gesto a las personas que nos dan una mano. Consideramos asados multitudinarios, talleres (workshop, que suena más cheto) o, simplemente, juntarnos a charlar cara a cara.

Nos parece que todas las opciones están buenas, pero son injustas dado que nuestros colaboradores o están desparramados en diferentes partes de mundo y, como dijo el gran Alberto Olmedo, “si vamos a hacerlo, vamos a hacerlo bien”, y nosotros le agregamos…“o por lo menos vamos a intentarlo”.

Sabiendo que todos los que han aparecido de una u otra forma en el blog tienen un corazón enorme y no dudarían en ayudar a alguien que lo necesita, se nos ocurrió una idea: Que ustedes, los que han colaborado, paguen los almuerzos de gente de la tercera edad que vive en, o, de las calles de la ciudad de Quito, que es desde donde semecanta.com se proyecta al mundo. En términos de billar podríamos decir que “pagamos por baranda”.

Seguramente algunos, al ver a las personas que recibieron la vianda dirán: “Algo habrán hecho para terminar así”, y puede que tenga razón, pero por lo menos “hicieron”, no fueron meras plantas ocupando un espacio de jardín gris, con más hormigón que verde, monótono, observando a las demás para criticarlas, desviando así su vista del sol, que queda para arriba, donde está la superación y hay mucho más color, de vida que nace y sueños que vienen con ella. O quizá no hicieron absolutamente nada, y la frase filosofal antes dicha es totalmente inútil, como la mayoría de las que aparecen compartidas en millones de muros de facebook.

La verdad, no nos interesa saber sus antecedentes, sólo pensamos que esas señoras podían ser nuestras abuelas, nuestros viejos, algún hermano, amigo o…nosotros mismos. Y si algo nos gustaría a nosotros en caso de estar en una situación así es que venga alguien y nos regale un almuerzo digno, de pollo estofado, arroz y papas acompañado con un jugo natural.

Es así que, en esta “primera tanda de pagos”, los que se pusieron para que un grupo de personas sin techo y necesitadas llenaran la panza y estuvieran con en corazón contento, aunque sea por un rato, fueron:

CLICK AQUÍ PARA VER LOS VIDEOS 

Al resto les pedimos paciencia, ya nos pondremos al día con todos. Al sindicato por favor, ¡no nos ocupen la redacción!

Si querés colaborar con esta movida escribí a semecantacom@gmail.com y vemos cómo hacemos; si no querés colaborar y esto te importa un reverendo carajo escribí igual, saber de vos siempre está bueno.

PD: Si les gusta la música es de Pecho e Fierro y la canción se llama “La Esquina”.

Compartir

Escrito por

semecanta

César Reyes nació en San José de Mayo, Uruguay, el 16 de noviembre de 1982. Es redactor creativo, periodista y locutor. Lo que más le gusta es contar las historias que diariamente vive y leer las de otros que como él, escriben lo que se les canta. “En mi vida como lector he tenido la suerte de encontrarme con grandes escritores de todos los palos. Me encontré con Wenceslao Varela, con Horacio Quiroga, Mario Benedetti, Eduardo Galeano, Alejandro Dolina, Eduardo Sacheri, Hernán Casciari, en entre otros. En definitiva, leyendo me encontré con muchos grandes, pero un día escribiendo me encontré conmigo, y ahí nace esta historia del blog propio, en el que, como siempre, escribo lo que "se me canta".

1 Comment

  1. Muy buena movida Chongo, muy buena movida

Deja un comentario

Your email address will not be published.Required

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Quizá tambien te interese leer

About Me

semecanta

César Reyes nació en San José de Mayo, Uruguay, el 16 de noviembre de 1982. Es redactor creativo, periodista y locutor. Lo que más le gusta es contar las historias que diariamente vive y leer las de otros que como él, escriben lo que se les canta. “En mi vida como lector he tenido la suerte de encontrarme con grandes escritores de todos los palos. Me encontré con Wenceslao Varela, con Horacio Quiroga, Mario Benedetti, Eduardo Galeano, Alejandro Dolina, Eduardo Sacheri, Hernán Casciari, en entre otros. En definitiva, leyendo me encontré con muchos grandes, pero un día escribiendo me encontré conmigo, y ahí nace esta historia del blog propio, en el que, como siempre, escribo lo que "se me canta".

Subscribete a semecanta