Ese día, frente al ventanal desde donde se dominaba un gran espacio de verde y de soledad, tomó su violín y comenzó a ensayar.

Eduardo sabía que tocaba bien, su profesor le auguraba un gran futuro, pero él no estaba conforme, faltaba algo…

A la música había que entregarle vida, entrañas, toda esa pasión que presentía no había hallado aún.

Pensando todo esto y con el violín en sus brazos, la vio venir.

Imposible tratar de detenerla, entró y se apoyó en la orilla de la mesa, esperando…

Él cerró los ojos y empezó a tocar.

Ella, empezó a seguir el ritmo con el pie; él, enajenado seguía tocando con alma y vida.

A ella se le soltó un mechón de cabello que parecía mecerse al compás de la música…él quedó tendido abrazado a su violín…ella cruzaba campos blandiendo su guadaña…

-x-

Por Olga García (Conocela al final del post)

 

Soy Olga García. Nací en San José un 25 de Diciembre del año…

Asisto al Laboratorio Experimental de Escritura que el escritor Pedro Peña dicta en el Museo Departamental de San José.

Me gusta la naturaleza, sentirme libre y caminar sin rumbo con mi perra Colita.

Compartir

Escrito por

Invitados

En esta sección escriben personas que admiro, que quiero, o que simplemente me han pedido poder publicar en semecanta.com

Deja un comentario

Your email address will not be published.Required

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Articulo anterior
Articulo siguiente

Quizá tambien te interese leer

About Me

semecanta

César Reyes nació en San José de Mayo, Uruguay, el 16 de noviembre de 1982. Es redactor creativo, periodista y locutor. Lo que más le gusta es contar las historias que diariamente vive y leer las de otros que como él, escriben lo que se les canta. “En mi vida como lector he tenido la suerte de encontrarme con grandes escritores de todos los palos. Me encontré con Wenceslao Varela, con Horacio Quiroga, Mario Benedetti, Eduardo Galeano, Alejandro Dolina, Eduardo Sacheri, Hernán Casciari, en entre otros. En definitiva, leyendo me encontré con muchos grandes, pero un día escribiendo me encontré conmigo, y ahí nace esta historia del blog propio, en el que, como siempre, escribo lo que "se me canta".

Subscribete a semecanta