CárcelEn mis tiempos de adolescente curtía mucho la onda metalera. Me gustaba el rock pesado, andaba vestido de negro, no me permitía cometer la atrocidad de escuchar otros estilos musicales y juraba odiar a los cumbieros con toda mi alma.

Afortunadamente con el paso del tiempo esa radicalización fue desapareciendo. Por suerte. La verdad me podría haber perdido de conocer a mucha gente extraordinaria de no haber sido así. Pero por aquellos años la cosa era diferente.

Ser metalero en San José de Mayo no era fácil a tan corta edad. Hasta cargué, por el simple hecho de llevar ropas oscuras, el apodo de “Falopero”. Tiempo después muchos se dieron cuenta que mi forma de ser no respondía a ninguna alteración por el consumo de drogas, sino que, lisa y llanamente, era medio arrancado verde de fábrica nomás. Un pateado por un ropero.

Una de las bandas que más me volaba la cabeza era Hermética de Argentina. Las voces de Claudio O´Connor y Ricardo Iorio acompañaron a muchos de mis pensamientos rebeldes.

Un día, leyendo la biografía de mis ídolos, encontré que en el año 1992 habían estado tocando dentro de una cárcel, en Olmos, con presos como público. Eran pioneros en la región en hacer algo así. Eso me pareció muy fuerte. Incrementó mi admiración hacia ellos y como loco salí a buscar material que me permitiera conocerlos más.

¡Tocar en una cárcel! Eso sí era revolucionario. Que un grupo de tipos duros llevara su mensaje de sacrificio, pasión y entrega a otros tipos duros que si no lo eran se tuvieron que endurecer dentro de la cárcel, me parecía sublime. La música como llave de Libertad. Esos tipos, por el lapso que duraba cada canción, podían salir unos minutos de su encierro, aunque fuera solo con su imaginación.

Los valores de Hermética eran escuchados por cientos de reclusos que, en mucho de los casos, de haberlos tenido claros, no hubieran terminado donde estaban, escuchando una banda de thrash metal abarrotados tras las rejas de una celda.

Hasta la actualidad ese hecho me había parecido casi insuperable, pues si bien ahora son muchas las bandas que han tocado dentro de las cárceles, la primera siempre es la primera. Y no habían sido cualquiera en lograrlo, habían sido ellos, los creadores de la gran logia “H”, a la que miles pertenecimos. Por suerte la vida siempre nos pone cosas nuevas adelante y nos permiten cambiar las perspectivas de nuestros análisis.

Hoy, mientras miraba las actualizaciones de Facebook, me encontré con un video casero, filmado con un celular, de la banda de rockriollo uruguaya Pecho E´ Fierro. Porque el video era corto, son gente a la que conozco y quiero un montón, aparte de encantarme lo que hacen, di clic para ver qué salía.

En el video se ve a la banda en la casa de Leonardo, el cantante y guitarrista. Junto a él está Elvis, el baterista, y Michel, el bajista. Pero lo que hay frente de ellos es lo más importante. Ahí se ve un puñado blanco y azul conformado por varios escolares de la zona. ¿Qué zona? El Cerro de Montevideo. Ahí vive Leonardo y la mayoría de los niños que aparecen.

“El Cerro” es una zona de laburantes, pero también es considerada un punto rojo por los altos niveles de delincuencia que ahí se registran. Seguramente muchos de los niños que están ahí, viendo y escuchando a Pecho E´Fierro, han sido testigos, pese a su corta edad, de algún hecho delictivo. Si hablamos de sus padres esa posibilidad aumenta considerablemente. Como víctimas o victimarios.

También es muy probable que algún familiar de esos niños, al momento de haber sido filmado el video del que ahora hablo, se encontrara recluido en algún centro penitenciario de los tantos que, lamentablemente, hay distribuidos a lo largo y ancho de Uruguay.

Las letras de esta banda hablan del sacrificio del obrero, del amor por el lugar que nos vio nacer, de la lucha por superarse y del coraje por defender los derechos que nos lleven a ser mejores como sociedad. Además cantan muchos clásicos del folclore rioplatense, siendo innovadores en este aspecto, ya que casi nadie había fusionado rock con folclore en suelo charrúa.

Al ver el video que los tiene como protagonistas y que fue subido en octubre del 2015, se me vino a la memoria Hermética tocando en el Penal de Olmos en el año 1992. La “H” dentro de la cárcel ya no me pareció tan vanguardista, Pecho E´Fierro sí.

Hermética habló de libertad dentro de la cárcel, a personas que por diferentes circunstancias la habían perdido, muchas veces por no tener algunas cosas en claro, valores, por ejemplo. Y precisamente es el valor de la Libertad el que ellos, por haberla perdido, añoraban tanto. La música de Hermética acompañaba sus pensamientos.

Sin embargo los niños para los que tocaba Pecho E´ Fierro no hace muchos días atrás, escucharon, entre otras muchas frases, una que a los uruguayos nos sacude el alma como un temblor de 10 puntos en la escala Richter: “Con Libertad, no ofendo ni temo”, de la canción “A Don José”. Mientras eso pasaba los pibes se reían, aplaudían, estaban felices.

Ese día, después del timbre de salida, es muy probable que muchos de ellos fueran corriendo a sus casas para contarles a sus madres lo lindo que les había tocado vivir viendo a una banda de rock en vivo. Aun siendo niños y gozando de esa libertad plena que ojalá nunca tengan que perder.

Porque siempre va a ser mejor una madre esperando novedades de su hijo en casa, que un hijo esperando a su madre para contárselas, fuera de ésta.

Este es el video:

Compartir

Escrito por

semecanta

César Reyes nació en San José de Mayo, Uruguay, el 16 de noviembre de 1982. Es redactor creativo, periodista y locutor. Lo que más le gusta es contar las historias que diariamente vive y leer las de otros que como él, escriben lo que se les canta. “En mi vida como lector he tenido la suerte de encontrarme con grandes escritores de todos los palos. Me encontré con Wenceslao Varela, con Horacio Quiroga, Mario Benedetti, Eduardo Galeano, Alejandro Dolina, Eduardo Sacheri, Hernán Casciari, en entre otros. En definitiva, leyendo me encontré con muchos grandes, pero un día escribiendo me encontré conmigo, y ahí nace esta historia del blog propio, en el que, como siempre, escribo lo que "se me canta".

Deja un comentario

Your email address will not be published.Required

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Quizá tambien te interese leer

About Me

semecanta

César Reyes nació en San José de Mayo, Uruguay, el 16 de noviembre de 1982. Es redactor creativo, periodista y locutor. Lo que más le gusta es contar las historias que diariamente vive y leer las de otros que como él, escriben lo que se les canta. “En mi vida como lector he tenido la suerte de encontrarme con grandes escritores de todos los palos. Me encontré con Wenceslao Varela, con Horacio Quiroga, Mario Benedetti, Eduardo Galeano, Alejandro Dolina, Eduardo Sacheri, Hernán Casciari, en entre otros. En definitiva, leyendo me encontré con muchos grandes, pero un día escribiendo me encontré conmigo, y ahí nace esta historia del blog propio, en el que, como siempre, escribo lo que "se me canta".

Subscribete a semecanta