negoblanco
Por Cacho Mariño (Ver perfil del autor al final del post)

A la historia, o a “las” historias uno puede ingresar de diferentes maneras. Seguramente por el protagonismo mismo; otras lateralmente. Como sea, básicamente, tiene que estar ligado a buenos, serios, agradables y en algunos casos a trascendentes circunstancias.

Obviamente que este criterio no es el único, sino que, lo que sí pretendo señalar es que por esta puerta, no faltará aparte de la nostalgia, la importante cuota de humor que se trasunta en una sonrisa cómplice hacia el gestor de la anécdota que registra ese momento.

En el caso del personaje, seguramente esas condiciones se cumplen. Entró a la historia por si mismo, pero también en forma lateral. Por su manera de ser, por su rol, fue como enganchado hacia encontrarse con la historia.

Hijo de un barrio de ranchos de diversos materiales; de cunetas con berro y de un ojo puesto hacia el río, que, cuando quería, inundaba totalmente, llenando de solidaridad cuanto corazón andaba en la vuelta, para ganarle al bajón de su prepotente presencia.

El NEGO, problema de la R(erre) para algunas oportunidades, era fruto, hijo, parte de ese barrio y necesariamente nació con SU signo. UNIVERSAL!

De los berrales, de los talas, vertientes que nutren el espíritu de sus colores y se nos impregna en el alma a cada uno de nosotros. Humilde como el berro, pero fuerte como el tala.

Y eso fue a lo largo de su vida el “Nego Carola”. Rebuscándose en su vida de trabajo. Sin hacerle una mueca a ninguna changa. Todo le servia para transformar en peso. Todo peso le servia para transformar en vida. Y si bien UNIVERSAL le pagó su vida, él le dio gran parte de su vida a UNIVERSAL.

Mis recuerdos más cercanos, son los que marcaron más fuerte SU ingreso a la historia albiverde. Lo llevaron de la mano, sus hermanos de corazón, los que con picardía se le fueron metiendo en su corazón, sin darse cuenta que por otra puerta se les metía a ellos mismos!

Hoy con perspectiva histórica, casi creo, que la presencia del “Nego” en el vestuario, sus bromas, sus cargadas, operaban tal como el cable a tierra a algún nervio de aquellos grandes pudieran tener.

No faltaba nunca el adjetivo, que aunque “agresivo” estaba cargado de un gran afecto. La simulación del enojo para distender. Casi sin darse cuenta, se metió en la HISTORIA, lo llevaron de la mano Nené, el Viejo Ismael, Julio, Gustavo y el Chico, el Hugo, la Pindonga, el Gordo Porley, el Huevo, la Chancha, Angelito, José, la Cachila, la Muerte, el Chino, Alberto, el Canario, Roberto, Barrera,…sus hermanos!

EL NEGO CAROLA es uno de los muchos personajes que rodearon y rodean al querido UNIVERSAL!

Perfil del autor

Cacho MariñoCacho Mariño es un comunicador que tiene una larga vinculación con la radio uruguaya.

Actualmente conduce el programa “Placido Domingo” en el Lugar FM de la ciudad de San José de Mayo, espacio que podemos decir “se adueñó” de las mañanas dominicales maragatas. También es comerciante, aunque debemos ser sinceros, en este aspecto no sabemos muy bien qué es lo que hace.

Además es uno de los tipos que más le ha dado para adelante a semecanta, y eso merece nuestro reconocimiento y, principalmente, nuestro agradecimiento.

Aparte de la difusión que nos ha dado, hoy, y en el marco del micro-ciclo “Gracias por Tanto”, Cacho suma un aporte de contenido para nuestra web, y como otros amigos maragatos se viste de hincha de su querido Universal, y nos habla de uno de los grandes referentes del club albiverde: “El Nego Carola”.

A nuestros seguidores que son simpatizantes de Universal los invitamos a leerlo y a llenarse de nostalgia con uno de los personajes más queridos del Berral. A quienes no son hinchas de este club igual le sugerimos leerlo para conocer más de esos grandes que han dejado huella en nuestro medio, y que fueron testigos de momentos gloriosos del balompié josefino.

agustinAGUSTIN BERRIEL (El caricaturista)

Agustin Berriel es un estudiante de Comunicación, que además, antes de recibirse, ya es comentarista de fútbol en el diario Primera Hora y en el programa Expectativa de Radio41, ambos medios de la ciudad de San José de Mayo en Uruguay.

“El Cabeza”, como le dicen, es amante del escritor argentino Alejandro Dolina (amante porque lo lee y escucha) y de The Betales. Hasta acá uno más o menos podía acertar cómo venía la mano en cuanto a gustos de este gran valor, pero pocos habríamos adivinado que ahora, a los 28 años de edad, descubriría que además de todo lo anterior, también es caricaturista.

Así que serán ustedes estimados lectores, los que den su opinión respecto a sus creaciones.

P.D: Si quieren ver más del “Cabecita” Berriel, pueden buscarlo en Twitter como: @berrielagustin

P.D de P.D: Si no les gusta como dibuja “El Cabeza”, lamento mucho, se lo van a tener que fumar todos los miércoles de diciembre y parte de enero. ¡Ahora sí, vamo y vamo!

 

 

Compartir

Escrito por

Invitados

En esta sección escriben personas que admiro, que quiero, o que simplemente me han pedido poder publicar en semecanta.com

0 Comments

  1. nelson javier marti nez arriete

    18 diciembre 2014, 11:04 pm

    tanbien fue utilero del puente el otro equipo del barrio hera muy querido

  2. […] El “Nego” Carola, Universal a boca e jarro […]

Deja un comentario

Your email address will not be published.Required

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Articulo anterior
Articulo siguiente

Quizá tambien te interese leer

About Me

semecanta

César Reyes nació en San José de Mayo, Uruguay, el 16 de noviembre de 1982. Es redactor creativo, periodista y locutor. Lo que más le gusta es contar las historias que diariamente vive y leer las de otros que como él, escriben lo que se les canta. “En mi vida como lector he tenido la suerte de encontrarme con grandes escritores de todos los palos. Me encontré con Wenceslao Varela, con Horacio Quiroga, Mario Benedetti, Eduardo Galeano, Alejandro Dolina, Eduardo Sacheri, Hernán Casciari, en entre otros. En definitiva, leyendo me encontré con muchos grandes, pero un día escribiendo me encontré conmigo, y ahí nace esta historia del blog propio, en el que, como siempre, escribo lo que "se me canta".

Subscribete a semecanta