EsquinaSi nunca paraste en ésta esquina no vas a entender algunas cosas. Si tenés una esquina en la que alguna vez paraste algo vas a entender. Pero si nunca tuviste una esquina, esa de la barra de niños en la que te sorprendió la adolescencia para cuando quisiste acordar ser un adulto, ni te molestes en seguir leyendo.

Eran los tiempos en los que había poca guita, como ahora para muchos y como para quien escribe. En Navidad los regalos abajo del árbol eran turrones o alguna otra chuchería de dos mangos. Si a alguien que lea esta alguna vez se le perdió un gato en el barrio Colón o Inve 3 sepan entender, éramos niños.

Armar los picados en la calle. Hacer muñecos de barro a falta de plasticina o peleas de hormigas que invadían la vereda estaba bueno, muy bueno, claro, hasta antes que llegara el vecino González, las envenenara a todas y dejara ese genocidio colorado en las baldosas, y por ende a nosotros, niños de ayer, sin “gladiadoras”.

Esta letra no habla de la intersección de las calles “Durazno y Convención” de Jaime Roos. Tampoco tiene que ver con “Soy de la esquina” de Hermética o con “La esquina del infinito” de La Renga, porque ésta es “MI ESQUINA”, y como ella no hay dos.

pelota

En la esquina de “Vázquez” y “Barreiro”,
el tiempo se detiene y no sé porqué,
los “Carlini”, “Laca” y “Miranda”
y tres “Reyes” sin un Papa Noel.

Las bicicletas en caravana enfilan pal´ el molino,
anacahuita y almacén de Taño que nos ven crecer,
los galgos cursientos del “Nana” son testigos,
que a la liebre de los sueños siempre hay que correr.

Inventa “El Toto” en las madrugadas,
las historias que yo quiero creer,
“El Tachuela” con su carcajada,
nos recuerda que  siempre hay que volver.

Las peleas de hormigas, muñecos de barro,
campeonato de tapitas, revuelo del barrio,
el picado en la calle, que se vuelve estadio,
y el partido se termina, si se calienta “Nando”.

En la esquina de “Vázquez” y “Barreiro”,
el tiempo se detiene y no se porqué,
ese punto del mundo en que tranzan,
guapo “Colón” con socio “Inve Tres”.

Trota en la tardecita el  plantel de “Atlanta”,
la almacenera “Potota” que no apunta más,
en “el Ombú” se esconden los piratas,
la “maestra Elena”, “el Molino” y “lo Aldaz”.

Los deseos se parten como “la plazoleta”,
entre perfume de fantasía y dura realidad,
desde la parroquia el Padre Hernández,
dice: “la buena acción solo va a perdonar”.

El “Negro Bombón” y el viejo “Pocholo”,
en el cielo brindando con vino están,
camuflándose en la niebla de la noche,
escondite que el sol va a quemar.

Se cortó la luz y empezó la cacería,
salen las bicicletas con tres pibes arriba,
las hondas y bolitas forman la artillería,
atacando gatos que en los muros desafían.

En la esquina de “Vázquez” y “Barreiro”,
el tiempo se detiene y no se porqué,
las bicicletas en caravana enfilan pal´ molino,
anacahuita y almacén de Taño que nos ven crecer.

Compartir

Escrito por

semecanta

César Reyes nació en San José de Mayo, Uruguay, el 16 de noviembre de 1982. Es redactor creativo, periodista y locutor. Lo que más le gusta es contar las historias que diariamente vive y leer las de otros que como él, escriben lo que se les canta. “En mi vida como lector he tenido la suerte de encontrarme con grandes escritores de todos los palos. Me encontré con Wenceslao Varela, con Horacio Quiroga, Mario Benedetti, Eduardo Galeano, Alejandro Dolina, Eduardo Sacheri, Hernán Casciari, en entre otros. En definitiva, leyendo me encontré con muchos grandes, pero un día escribiendo me encontré conmigo, y ahí nace esta historia del blog propio, en el que, como siempre, escribo lo que "se me canta".

0 Comments

  1. […] piernas mientras quema un faso. Visto desde atrás, cuando se sienta en el cordón de la esquina de Vázquez y Barreiro, su silueta se asemeja a la de los gorriones cuando se acurrucan en las tardes lluviosas de otoño, […]

Deja un comentario

Your email address will not be published.Required

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Quizá tambien te interese leer

About Me

semecanta

César Reyes nació en San José de Mayo, Uruguay, el 16 de noviembre de 1982. Es redactor creativo, periodista y locutor. Lo que más le gusta es contar las historias que diariamente vive y leer las de otros que como él, escriben lo que se les canta. “En mi vida como lector he tenido la suerte de encontrarme con grandes escritores de todos los palos. Me encontré con Wenceslao Varela, con Horacio Quiroga, Mario Benedetti, Eduardo Galeano, Alejandro Dolina, Eduardo Sacheri, Hernán Casciari, en entre otros. En definitiva, leyendo me encontré con muchos grandes, pero un día escribiendo me encontré conmigo, y ahí nace esta historia del blog propio, en el que, como siempre, escribo lo que "se me canta".

Subscribete a semecanta